Las Partes de un Contrato

1. Partes competentes para contratar
Las partes de un contrato deben ser competentes, tener la edad de consentimiento, estar en su sano juicio, no descalificadas para contratar por ninguna ley a la que estén sujetos. Un defecto en la capacidad puede deberse a la minoría, la locura, la idiotez, la embriaguez o la diferencia de tipo. Las partes deben ser del mismo tipo, ya sea actores de ficción legal, o hombres/mujeres vivos, permitiendo más de dos partes pero nunca una mezcla de estos tipos y sus respectivas jurisdicciones.

2. Consentimiento libre y genuino
El consentimiento de las partes del acuerdo debe ser libre y genuino. El consentimiento de las partes no debe obtenerse mediante tergiversación, fraude, influencia indebida, coacción o error. Si el consentimiento se obtiene por cualquiera de estos medios, entonces el contrato no es válido o legal/legalmente ejecutable.

3. Divulgación completa
Al negociar un contrato, la divulgación completa es el paso de proporcionar toda la información material, o decir la “verdad completa”, sobre cualquier asunto que pueda influir en la toma de decisiones de la otra parte o partes antes de que decidan celebrar un contrato. Si alguna de las partes no hace una divulgación completa, el contrato es nulo y sin efecto.

4. Consideración valiosa
La contraprestación es algo de valor que poseen las partes y que se lleva a la mesa del contrato. Este algo de valor se negocia y se entrega a cambio de una promesa o una actuación. Cada una de las partes debe recibir un beneficio y cada una debe sufrir un perjuicio. Para ser ejecutable, un contrato debe tener una consideración valiosa. Un contrato es inaplicable si tiene una consideración insuficiente o desigual sin acuerdo.

5. Certeza de términos
Los Términos y Condiciones del contrato deben ser completamente divulgados y acordados, y deben ser ciertos y fijados. Se debe acordar cualquier variación posterior de los términos.

6. Encuentro de mentes
Un encuentro de mentes “consenso ad idem” ocurre entre las partes cuando se reconocen, comprenden sus obligaciones mutuas y se ponen de acuerdo. Se produce un encuentro de mentes entre hombres y mujeres vivos en asuntos legales (jurisdicción de Ley Común), y entre actores de ficción jurídica en asuntos legales (jurisdicción Almirantazgo Marítimo). Un contrato debe ser legal o legal. Si una de las partes de un contrato hace una “firma” como una “parte de acomodación” a una persona de ficción legal, mientras que la otra parte hace un “autógrafo” para un hombre o una mujer vivos, las partes son desiguales y el contrato es nulo y sin efecto.

7. Autógrafos o firmas
Los contratos legales por escrito entre hombres y mujeres vivos deben llevar los autógrafos en tinta húmeda de las partes, que comprenden una identificación en vivo, como una huella digital, pero la posición viva se reconoce más a menudo mediante una declaración inequívoca con el autógrafo escrito a mano en tinta húmeda, incluido el prefijo “Por: ”, Y/o las palabras“ Todos los derechos reservados ”,“ Sin prejuicios ”por lo general se escriben a continuación. Los contratos legales escritos entre actores de ficción legal deben llevar las firmas de tinta húmeda de las partes, convirtiéndose cada una en una parte de acomodación, habiendo renunciado a los derechos naturales de un hombre / mujer vivos para obtener los derechos artificiales de una persona de ficción legal en el asunto del contrato.

8. Contrato de privacidad
Un contrato existe solo entre las partes. Ningún tercero puede obtener los derechos contenidos en un contrato, o comprar o vender un contrato, sin el permiso expreso de las partes originales.

Si falta alguna de las partes anteriores de un contrato, el contrato es nulo y sin efecto.

<<< AL INICIO  <<< VIVIENDO EN LO PRIVADO

<<< UN PASO ATRAS <<< TU CONSENTIMIENTO

LEER SIGUIENTE >>> CONTRATOS NULOS Y SIN EFECTO >>>